Skip navigation

Fuente: Prensa Libre/Nacional
http://www.prensalibre.com/pl/2009/noviembre/11/355113.html#

 Cada año, el cuidado de la salud en Guatemala cuesta aproximadamente Q12 mil 500 millones, 
de los cuales, el Estado apenas sufraga el 20 por ciento.

  • El 57 por ciento, equivalente a Q7 mil millones, es pagado directamente de los bolsillos de los guatemaltecos, y el 23 por ciento corre por cuenta del Seguro Social y de los seguros privados.

  • Según el estudio “El gasto de bolsillo en salud: implicaciones para la pobreza y la equidad en Guatemala”, de la Agencia Internacional de Estados Unidos para el Desarrollo (Usaid), presentado ayer, esos datos afectan directamente a la economía familiar.

Los gastos de bolsillo

Son los pagos para acceder a servicios de salud, incluidos los bienes asociados a la mejora del paciente.

• Los honorarios de consultas médicas o consultas de otro tipo —medicina tradicional o indígena—.

• Exámenes diagnósticos, hospitalizaciones y medicamentos —incluye pago de tratamientos de la medicina tradicional e indígena—.

• Los gastos pueden ser completos como el costo total del servicio o cuando se efectúan copagos de seguros.

• En Guatemala, el gasto de bolsillo equivale al 57% del total, mientras que en el Reino Unido es de 3%, en Costa Rica 22%, y en Suecia 22%.

 

  • Ricardo Valladares, especialista en economía de la salud de la Usaid, dijo que el estudio revela que los sectores más pobres son los que gastan más y que minan su presupuesto familiar.

Gasto catastrófico!!!

  • La investigación resalta que en hogares de escasos recursos las enfermedades eventuales convierten los pagos de bolsillo en “gastos catastróficos” que minan la capacidad de ahorro y de generación de ingresos, lo que a su vez afecta el patrimonio familiar.
  • Al respecto, Flores refirió que el segmento de la población más pobre gasta 25.4 por ciento de sus ingresos en gastos catastróficos cuando una enfermedad se complica y requiere mayores desembolsos por hospitalización.
  • Por el contrario, de acuerdo con el investigador, el segmento de guatemaltecos que tiene mayores ingresos gasta en salud 0.8 por ciento de su presupuesto.
  • Valladares agregó que en tiempo de crisis, “el Estado debe reconocer las esencialidades y dotar de más recursos a la salud de la población”.
  • El experto recordó que lo ideal sería acercar la cobertura a la población rural, ya que solo 25 por ciento de los trabajadores es beneficiario del IGSS.
  • Según Valladares, una solución podría ser la de implementar un sistema prepago, para dotar de recursos al área de Salud y expandir los servicios a todo el país.
  • El especialista refirió que entre 1999 y 2004, hubo un presupuesto “plano”, pero que ahora el mismo debe fortalecerse, porque la población ha aumentado.

MUCHO OJO!!!

Sabemos que nuestro país invierte muy poco en Salud, y el problema más grande es que prácticamente no se invierte en PREVENCION; quienes nos encontramos en carreras que tienen relación con el Área de Salud, debemos formarnos y mentalizarnos desde ya como futuros líderes del país, planificar (y más importante aún) y llevar a cabo ESTRATEGIAS que mejoren la Calidad en Salud del país, especialmente en las áreas más afectadas por los problemas sociales característicos de nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: