Skip navigation

En Latinoamérica el 25% de pacientes que ingresan a un hospital, adquieren una infección nosocomial, que puede llegar a ser mortal.

Las infecciones intrahospitalarias o nosocomiales son aquella adquiridas después de ingresar a un centro de salud y son responsables de muertes, complicaciones médicas o estadías más largas en los hospitales. Estas enfermedades se manifiestan entre 48 y 72 horas después del ingreso del paciente al centro, la mayoría se transmite a través de un equipo hospitalario que no ha sido esterilizado correctamente. Pueden ser neumonías asociadas al uso de ventilación mecánica; infecciones en el torrente sanguíneo por el uso de catéteres venosos centrales; infecciones en el tracto urinario ocasionadas por las sondas Foley o catéteres urinarios; o infecciones del sitio quirúrgico, contraídas durante una operación.

Existe un mayor riesgo de contagiarse con alguna de estas enfermedades en casos como en niños menores de un año o en adultos mayores, otros son aquellos pacientes que presentan un sistema inmunosuprimido o comprometido, como quienes viven con VIH/Sida, tienen cáncer o diabetes, o sufren de obesidad,  sobre todo porque sus defensas son bajas.

Para evitar estas infecciones se debe empezar por lavarse las manos antes de manipular el equipo o a cualquier enfermo, todo el equipo posible debe ser descartable, y las máquinas de acero o muy costosas se deben esterilizar por completo y adecuadamente, evitar que se formen corrientes de aire en cualquier punto del hospital, usar únicamente agua purificada, evitar el uso de ventiladores y tener especial cuidado en la limpieza de las superficies. Dentro de los quirófanos se recomienda usar aire acondicionado porque con ello se evita que las bacterias se proliferen. También el uso de agua clorada en procedimientos invasivos.

Son prácticas sencillas que hacen la diferencia, pero que por alguna razón se pasan por alto en muchos centros hospitalarios. El objetivo primordial es SALVAR VIDAS y, de paso, minimizar el gasto para los hospitales y las familias de los pacientes.

En Guatemala, cada año se gastan Q2.5 millones adicionales en el cuidado y tratamiento de estas enfermedades, prevenibles con el manejo adecuado del equipo y sencillas normas.

Se creo el programa Cinela, una iniciativa a nivel latinoamericano que salió de la Universidad de Valparaíso en Chile y que busca la prevención y control de las infecciones intrahospitalarias, Guatemala tiene el apoyo de la empresa 3M, nombrado por la autoridad chilena como garante para comunicar e implementar el programa en los países de Latinoamérica.

Referencia: El Periodico: Guatemala, 05 de octubre de 2009

One Comment

  1. La infecciones nosocomiales se dan en gran porcentaje en Guatemala, por ello es importante el cuidado del personal hospitalario como de los instrumento utilizados, para que no se den estos tipos de infecciones a las personas que son mas fáciles de adquirir por la condición de los pacientes que sus defensas se encuentran bajas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: